Blog

Macthmaking vs Online Dating

3 abril, 2019

Cuando argumentamos la idoneidad de la contratación de servicios de Matchmaking Sentimental en lugar de las diferentes apps de citas online, una de las razones que solemos esgrimir es la exposición personal a la que te obligan dichas aplicaciones.

La verdad es que esta exposición personal va mucho más allá de la información que podemos facilitar al rellenar un cuestionario. Y lo peor es que sus clientes, igual que con otras prácticas en internet, no son conscientes del poder sobre sus personas que almacenan dichas compañías.

Para combatir la principal competencia de las empresas de Matchmaking es fundamental conocer, de la forma más detallada posible, como funcionan. Y los “peligros digitales” que pueden sobrevolar sobre sus usuarios.

La mayor parte de estas empresas hacen uso de técnicas de Big Data que gestionan importantes cantidades de información sobre sus usuarios. Esta información puede haber sido facilitada de forma voluntaria por los mismos a través de cuestionarios, pero también puede provenir de comportamientos en redes sociales, en su navegación por internet (que sitios visitan, con que frecuencia, etc.), sus compras  o los tiempos de actividad.

Es evidente que, cada vez más, las empresas de internet tienen tanta información que pueden llegar a condicionar nuestros comportamientos. Y, ¿dónde queda el componente personal?.

A veces la lógica es aplastante. ¡Dentro vídeo!.

Y lo más preocupante, es que hay grupos empresariales dedicados al Online Dating que, a través del conglomerado de aplicaciones que ofrecen, también pueden analizar la evolución sentimental a lo largo de nuestra vida.

Match Group es el mayor proveedor de productos de citas del mundo. Es una división de IAC (InteractiveCorp) y tiene, aproximadamente, el 22% del mercado con sus apps.

Y la pregunta es ¿por qué tiene unas siete empresas de online dating en su catálogo?. ¿No valdría con apostar por una y hacerla líder indiscutible?.

La respuesta está en la necesidad de acaparar información sobre los usuarios como valor empresarial.

Lo primero que analizaron es que los usuarios de este tipo de servicios son “infieles” en el uso de las apps. Es decir, manejan más de una, se cansan con facilidad y si no encuentran lo que buscan, se dan de baja rápidamente.

Por ese motivo, han optado por la especialización: apps según edad y apps según mercado.

De esta forma, cuentan con:

  • Tinder – como app para los más jóvenes con un concepto más de “juego” que la haga atractiva a este segmento de usuarios.
  • Meetic – como app para adultos
  • OurTime – como app para los más maduros.

Y, por otro lado:

Match – en lugar del Meetic para el mercado americano. Meetic es la app europea. O Pairs para el mercado asiático (sobre todo Japón).

Y cuentan con otras como POF o OKCupid.

El objetivo es el control de parejas, largas o esporádicas, desde su más tierna adolescencia hasta la senectud independientemente de la ubicación.

Este control es tan importante que hasta Facebook ha anunciado que va a entrar en el mercado del Online Dating para no perderse su parte del pastel.

Y sin embargo, es la disponibilidad de toda esta información, la que venden a los usuarios como garantía de matchs correctos.

Y, sin embargo, ¿qué empuja a los usuarios a facilitar tanta información más allá del desconocimiento del uso que esas empresas hacen de la misma?.

Hay varias reflexiones que podemos hacer:

  • La soledad mata. Esta comprobado que sentirse solo mata a la altura del tabaco. Y el mundo virtual genera gratificación instantánea.
  • Vivimos en una sociedad en la que lo que se rompe lo tiramos, en vez de arreglarlo. También el amor. Y este comportamiento no genera frustración a corto plazo.
  • La gente, en general, se ha acostumbrado a ir a tiro hecho. La posibilidad del rechazo es difícil de asimilar por lo que creen que es mejor que la selección venga hecha minimizando los riesgos de exposición no virtual.
  • Los dispositivos se han convertido en un entretenimiento frente al aburrimiento y es adictivo. Da igual que sea para buscar pareja que para jugar.
  • Las tecnologías han conseguido atacar nuestro punto más vulnerable: “la validación social” a través del mundo virtual. Y esto parece más fácil de lograr.

Frente a ello, las empresas de Matchmaking tienen que poner en valor su propuesta:

  • La gratificación que genera el mundo virtual son instantes de placer que luego provocan un síndrome de abstinencia.
  • La felicidad está en conectar con las personas en el tú a tú. Lo que marca la vida es el amor a las personas, no solo a las parejas. La personalidad está llena de matices que solo pueden descubrirse con el contacto personal y el tiempo. Muchos de estos matices son imposibles de percibir por un algoritmo. Y conocer a alguien, aunque luego no termine siendo nuestra pareja, no es frustrante, es enriquecedor.
  • El conocimiento del otro y de uno mismo es una tarea a largo plazo que tiene sus vaivenes. La perseverancia, la empatía y la tolerancia se entrenan. Forman parte de nuestra búsqueda de identidad que no puede quedar en manos ajenas e invisibles.
  • La felicidad debe ser estructural y su logro se consigue también con las dosis correctas de ansiedad, frustración y rechazo en nuestra vida. No se puede valorar lo que se tiene si previamente no hemos experimentado la sensación de no tenerlo.

Todas las empresas de Online Dating son conocedoras de las carencias reales de sus servicios y siguen intentando confundir a los usuarios con servicios adicionales que les den sensación de “asistencia personal” como coaching virtuales que, según publicitan, han provocado incrementos de 10000 matchs al día.

Esto solo reafirma la propuesta de valor de las empresas de Matchmaking. El componente personal de escucha es crítico. Pero lo que nunca podrán sustituir es el componente personal en el proceso de evaluación y selección.

Por eso es importante, que profesionalices tus servicios con una metodología contrastada que te asegure la calidad en el procedimiento crítico de toda empresa de Matchmaking: la elaboración del perfil de búsqueda y la selección / evaluación de clientes y candidatos.

Consulta nuestra certificación y nuestra metodología. ¡Podemos ayudarte!.